Conocé!

DERECHOS SEXUALES y REPRODUCTIVOS

¿Qué es el derecho?

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos sin distinción alguna de nacionalidad, residencia, sexo, origen nacional o técnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todas las personas tenemos los mismos derechos humanos sin discriminación alguna. Estos derechos se relacionan entre sí, dependen entre sí, y no pueden ser divididos.

Fuente: Oficina del alto Comisionado de las Naciones Unidas.

Los derechos humanos son por definición INHERENTES a todas las personas, esto significa que el sólo hecho de existir nos otorga derechos y libertades que nadie, incluyendo el estado, puede privarnos; son, además, INMUTABLES, ya que permanecen iguales a sí mismos respecto a sus rasgos fundamentales; son IMPRESCRIPTIBLES porque, a diferencia de otros derechos, estos no se extinguen con el tiempo y son INALIENABLES  porque no pueden ser transferidos ni excluidos de ni una persona.

En síntesis los Derechos Humanos son derechos que tenemos todas las personas por el hecho de ser humanas, consisten en una serie de garantías que aseguran nuestro desarrollo pleno y que están reglamentadas por leyes nacionales, pactos y acuerdos nacionales e internacionales, por lo tanto  el estado tiene la responsabilidad de garantizar el goce de todos los derechos para todas las personas.

Fuente: Adaptado del Manual básico para la aplicación de los derechos humanos en Paraguay. Servicio de Paz y Justicia Paraguay (2004).

Como sabemos Paraguay atravesó un largo periodo de dictadura durante la época de Alfredo Stroessner, la dictadura como sistema de gobierno se basa sólo en las decisiones del dictador y no en los derechos de las personas.  Luego de la dictadura se inició un proceso de consolidación de la democracia y este sistema de gobierno se basa en la plena vigencia de los derechos humanos.

¿Qué es la responsabilidad?

La responsabilidad es hacerse protagonista de la propia vida y asumir la condición social básica del ser humano: nuestras acciones repercuten de una manera positiva o no en la vida de las otras personas y en la nuestra. Esta es la forma en la que se expresa la libertad humana, en la virtud de ser causa de los propios actos guiados por la conciencia y la razón. La responsabilidad desde esta perspectiva constituye una exigencia moral que posibilita las relaciones entre los seres humanos.

Fuente: Luis Claudio Celma, Educador Paraguayo.

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es una parte de nuestra vida que está conformada por los siguientes componentes:

El componente  biológico es el que tiene que ver con nuestro cuerpo, porque el cuerpo es la base sobre el cual se construye la sexualidad, nacemos con un sexo, ya sea el de macho o hembra y es en este cuerpo que se van desarrollando los demás componentes. A través de la dimensión biológica se manifiesta el deseo sexual, la respuesta sexual, la procreación; entre otros aspectos.

En el componente  psicológico, se manifiestan el modo de vivir y sentir la sexualidad. Incide sobre cómo percibimos la belleza, sobre las ideas que tenemos de lo que es correcto o inadecuado en cuanto al ejercicio nuestra sexualidad.

El componente social influye también en nuestra sexualidad. La sociedad se encarga de asignar los modos de comportamientos y relacionamiento en cuanto a la vivencia de nuestra sexualidad; según las normas y los valores de cada cultura y época, generalmente esta asignación se hace en base al sexo con el que nacemos. En esta dimensión la familia, los amigos y las amigas, la educación, las creencias, la religión; entre otras juegan un papel fundamental para incidir sobre la forma en que vivimos nuestra sexualidad.

Si consideramos esta integración vemos que la sexualidad no se reduce sólo hay contacto físico entre las personas, sino también implica un encuentro a través de las emociones, los afectos, los sentimientos, sensaciones, deseos y sueños que le permiten a una persona el establecimiento de relaciones en una sociedad diversa.

La sexualidad es más que una definición porque aprendemos a entenderla desde la vivencia, por lo tanto esto hace que su expresión sea muy diversa según las diferentes culturas, modelos de sociedad y educación que recibimos.

Fuente: Construyendo y vivenciando mi sexualidad. BECA y UNFPA (2011).

¿Qué hay que hacer si un adolescente necesita hacerse un chequeo médico? ¿Cómo tiene que actuar?

Como adolescente tenés derecho a acceder a servicios de salud acordes a tu edad y tus necesidades, los centros de salud de cada comunidad están obligados por ley a prestar estos servicios y que los mismos sean de calidad y confidenciales respetando tu intimidad, tu idioma y tu etapa de desarrollo.

Si estás necesitando y recibiendo atención en salud tenés derecho a:

–          Que te llamen por tu nombre ( Art. 9, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que te den el mejor tratamiento y cuidado que sea posible (Art. 24, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Decir lo que pensás; derecho a opinar y a que seas tenido en cuenta (Art. 12, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que te expliquen lo que está pasando con tu cuerpo (Art. 17, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Preguntar y recibir información sobre tu salud (Art. 17, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que te pregunten o avisen antes de examinarte (Art. 5,  Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que tengan cuidado con tu cuerpo y tus cosas (Art. 16, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que te traten con cuidado, respeto y cariño (Art. 19, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que tu familia te acompañe y esté contigo  (Art. 9, Convención Internacional por los Derechos del Niño)

–          Que todo lo que hables con el/la profesional de salud sea confidencial  (Art 14, Código de la Niñez y la Adolescencia)

¿Podrían enseñarnos a usar nuestros derechos?

Seguro que vas a aprender a ejercer tus derechos, el primer paso es informarte acerca de cuáles son, luego controlar que se cumplan para vos y para todas las personas, y si no se cumplen organizarte para exigirlos y denunciarlos. Ah! y para que se respeten los derechos es muy importante hacer correr la voz para que muchas personas los conozcan y también puedan organizarse y exigir su cumplimiento.

Me gusta el tema del taller, me quiero inscribir pero a mi padre no les gusta ¿qué hago?

Si te interesa participar de los talleres podés ponerte en contacto con nosotros y darnos los datos para comunicarnos con tus padres para brindarle más información sobre los talleres y sobre lo que en ellos vamos a trabajar. También podés contarle que el Proyecto Jaikuaa realizará charlas con padres y madres en las localidades en dónde se realizaron los talleres. Si están interesados/as pueden llamar al 021 – 48 13 33,  escribir un mail a: jaikuaacomunica@gmail.com o acercarte a las oficinas del SERPAJ PY,  Tte. Prieto 354 e/ Tte. Rodi y Dr. Insfrán – Asunción.